domingo, 24 de enero de 2016

Java vs .Net vs PHP, la pelea equivocada

Java vs .Net vs PHP, la pelea equivocada

Es frecuente leer, en el ámbito del Internet, las no pocas querellas que se arman entre los defensores de las más populares tecnologías de desarrollo de software en el mercado actual.

Yo mismo he promovido tales encuentros y le he echado leña  al fuego con mis actitudes y humores en preferencia de una tecnología u otra.

Fuera de lo divertido e interesante que es aprender de los diversos argumentos que se presentan y de los no poco apasionados razonamientos que se efectúan, que suelen derivar en “Troleadas” intensas, me llama la atención dentro de toda esta alharaca tecnológica un hecho bien particular que he notado a lo largo de mis años como consultor.

Estoy hablando de un participante mayor, antiguo, monstruoso, verdadero “brontosaurio” y un cuasi fósil de la tecnología orientada a las transacciones de negocio. Este participante en cuestión ha liderado por años, lustros y décadas en su nicho, impávido, aparentemente aletargado…. Oculto. Qué digo liderado; ha reinado, gobernado, tiranizado y encabezado el submundo de las grandes transacciones financieras y de negocios por un muy, pero muy largo periodo de tiempo.

Este monstruo solapado, se ha renovado, se he colocado hábilmente maquillaje, ha hecho dieta y ejercicios, y ha visto pasar uno tras otro a cada uno de los que, como Java y sus consortes, han pretendido ir por su trono.


Este emperador ha sido inmisericorde con sus críticos,  a todos les ha podido mantener en el más profundo silencio, haciéndoles parecer casi locos y desvariados cuando imprudentes han siquiera pensado en cuestionar su reinado. De poco o nada valieron las críticas a su sintaxis antigua y engorrosa, en silencio quedaron quienes mal hablaron de su manejo de archivos, al olvido fueron echados quienes objetaron su interface, el infierno fue reservado para aquellos, oh pobres diablos, que le llamaron obsoleto.

Siempre recuerdo mi primer acercamiento ante este coloso oculto… me fue presentado como uno más del ruedo, algo que de algún modo era bueno saber que existía, así como un lejano abuelo de alcurnia del que muchos hablaban en tono solemne la mayoría, con abierto desprecio los menos cautos. El caso es que este poderoso señor del averno llego a mi casi como una referencia. Pronto comprendí a quienes le adversaban, apunto estuve de lanzarme a la rebelión, pero más por resignada apatía y conveniencia decidí continuar con las lecciones para comunicarme y entender a este poderoso y cruel personaje. Duras horas de sostenido esfuerzo me llevó lograr algo decente con El. Pronto me deje seducir por su engañosa e inesperada ligereza de recursos, por su inusitada velocidad. Allí comprendí que su monstruosidad le devenía de su poder, no sólo de su tamaño. Temeroso hice mis primeros reportes, enormes y longevos, para impresoras matriciales. Todo encajaba a la perfección. Todo era burocrática mente ordenado y odiosamente estable, hermosamente arcaico. Para mi suerte, o mi desgracia, nunca me deje seducir por este lado oscuro de la fuerza tecnológica, y seguí el rumbo enceguecedor de las otras tecnologías renacientes y deslumbrantes, prometedoras y alucinantes…. Si mal no recuerdo, quizá fue producto de mi imaginación, creí escuchar un grueso, sórdido y seguro “volverás” el día que  decidí alejarme del magnánimo.

Con el devenir de los años, fueron frecuentes y comunes encontrar al monstruo que me persigue donde menos lo esperaba!!! En los lugares más insólitos que pudiera imaginar. Incluso al escribir estas líneas no estoy plenamente seguro que el monstruo no haya echado sus garras por algún recoveco, por algún vestigio o rendija en que pudiera meterse. Lo cierto es que allí estaba, ha estado y al parecer estará presente.

La web (www)  llegó rampante y apabullante, llena de nuevos actores, cual hidra con mil cabezas, prometedora y poderosa. Dijo sin miedo al señor oscuro “hasta aquí llegó tu reinado”. Este último ni se inmutó, ni siquiera la ignoró, al parecer ni la vio!!!! Cuando la arrogante web quiso reemplazarlo, este hábil mago, apoyado en sus secuaces, hábiles por demás, y súbditos profesionalizados, leales y contentos, terminó por convertir a la susodicha web en su aliada, se adaptó, una vez más, para seguir tan gigante, dominante y sano como siempre.

Hace 15 años TODAS LAS TRANSACCIONES A NIVEL MUNDIAL que se efectuaban en la web diariamente,  no superaban en número a las efectuadas diariamente sobre el monstruo. Los invito a verificar las cifras actuales y compararlas con la edad del monstruo. Ese anciano, acróbata paquidérmico, que no da señales serias de perder terreno. Si acaso sólo le hemos hecho heridas, ganado pequeñas batallas, algunos rasguños en su piel, roto alguna ínfima roca de su fortaleza.

Como buen traidor y oportunista que soy, estoy considerando, de algún modo, ponerme en buenas con el emperador oculto. Compartir algo de su poder ancestral. Sólo me detiene mi terquedad y el no querer darle la razón cuando me dijo, cuando predijo, cuando me sentenció con un “volverás”!!!.

Así que amigos, mientras no me decida a volver, nada de Java contra .NET, nada de novatos agrandados y mediocres inflados.

La guerra no es entre nosotros!!!

LA GUERRA ES CONTRA EL   ***COBOL***


Larga vida al COBOL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario