lunes, 10 de octubre de 2016

El Melange todavía corre


Ese era el estribillo de un capítulo de unas de mis series favoritas de la infancia, Meteoro o Speed Racer. En ese capítulo un auto “fantasma” el X-3, aparecía de imprevisto y dejaba a todos asombrados con su rendimiento y prestaciones y volvía a desaparecer.

Traigo ese episodio a colación puesto que recientemente sostuve una amena charla con un querido amigo, en la que el me manifestaba como los Mainframes habían muerto, o mejor dicho, el concepto de la computación distribuida basada en Mainframes había desaparecido.

Para variar, yo no estuve de acuerdo, y le dije que por el contrario, el modelo de computación basado en Mainframes está mas vigente que nunca.

Estos fueron mis argumentos:




Entendiendo el modelo de computación basado en mainframes como una arquitectura donde uno o mas Súper-Computadores (máquinas de gran capacidad) centralizan la gestión de datos, configuraciones y aplicaciones diversas, mientras que los clientes (gordos o ligeros, da igual) se conectan y consumen recursos (hacen peticiones) a estos computadores centrales, queda claro entonces que este modelo se sigue sosteniendo en todas las tendencias actuales tales como Computación en la Nube, Centros de Datos y Máquinas virtuales.

La computación en la nube, nos propone subir nuestros datos e información vital a servidores “etéreos” que se encuentran en la red, pero servidores enormes al fin y al cabo, que se encargaran de gestionar esos datos e información para nosotros y para cuando nuestras necesidades diversas lo reclamen. Mismo concepto y misma oferta que los Mainframes.

Los centros de datos por su parte, nos ofrecen una capacidad de computo que podemos “rentar” y hacer crecer según nuestras demandas, esto incluye servicios de monitoreo, seguridad y gestión de la plataforma, garantizando que cada ambiente aplicativo y de información corra en forma segura, eficiente e individual dentro de estos centros de computo.
Mismo concepto y misma oferta que los Mainframes nuevamente.

La tecnología de virtualización se fundamenta en una capa de hardware poderosa que, en conjunto con una planta operativa adecuada, sistema operativo y software de gestión, nos permite correr distintos sistemas y plataformas de software de índole diversa, compartiendo recursos de hardaware, bajo esquemas de seguridad y monitoreo adecuados. Es como si tuviésemos distintas máquinas corriendo sobre una misma plataforma de hardaware y software, que nos facilita aprovechar esos recursos en forma conjunta o individual.
Adivinen, Mismo concepto y misma oferta que los Mainframes.

Es más, le dije, el gran problema a resolver en la computación desde hace muchos lustros  es el de hacer que las máquina hablen unas con otras en forma eficiente. Y sigue siéndolo hoy día. El modelo de computación basada en Mainframes es el padre de muchas de las técnicas y tecnologías que actualmente usamos para enfocar y resolver ese problema.

Los usamos a diario pero no somos conscientes de ellos. Ayudan a que la ciencia evolucione y mejor, a que los nuevos descubrimientos sean posibles. Sin ellos, el mundo actual sería muy diferente. Los Mainframe son una categoría de ordenadores desconocida para muchos, pero esencial en la informática moderna.



Que les hemos cambiado el nombre, que ya no son tan "enormes" como solían serlo en forma individual, que muchos computadores de menor poder trabajando en forma distribuida pueden hacer el trabajo al igual que un conjunto menor liderado por Mainframes que parecen mastodontes... todo eso es baladí. El concepto del Mainframe sigue vigente, vivo, sano y creciendo. 

Los mainframe existen y siguen a la orden del día, y de hecho los usamos continuamente. No los vemos, pero ahí están. Si te paras a pensar, estas líneas que estás leyendo seguramente estén guardadas en un servidor de alguna parte, y ese servidor consistirá en varios mainframes que son los que proporcionan la conexión 24/7 de ésta y muchas otras páginas web.

Los grandes servicios tienen sus propios centros de datos (Google, Apple), mientras que otras lo subcontratan. Por ejemplo Amazon es una de las mejor posicionadas en esto con sus Amazon Web Services, proporcionando servidores y sistemas de caché imprescindibles para la Web hoy en día.

Los mainframes han pasado de ser sistemas pertenecientes a entidades públicas (universidades, gobiernos, ejércitos) a ser la base hardware de Internet y las comunicaciones. El mundo de los smartphones ha hecho que estemos aún más conectados, no sólo en nuestras casas si no también en (casi) cualquier parte del mundo. A los smartphones hay que sumar las redes de sensores (cada vez más habituales en las ciudades), los vehículos (los coches cada vez incorporan más tecnología) o los electrodomésticos que empiezan a ser conectados (véase éste de Berg).

Aún queda mucho camino por recorrer, pero la tendencia es que prácticamente todo termine conectado a un servidor, en el que habrá un mainframe.


El Melange todavía corre...

1 comentario:

  1. Vídeo de la serie https://www.youtube.com/watch?v=D6bdy9EagyA

    ResponderEliminar