domingo, 2 de octubre de 2016

Y... ¿quien necesita arquitectos?


No necesitamos arquitectos.

Claro que NO. Somos un equipo de desarrolladores competentes, todos muy capaces, genios comprobados y mal apreciados, somos la crema y nata de la tecnología, los ases de la codificación, los reyes de los lenguajes y las tecnologías. NO. Nosotros no necesitamos ningún dinosaurio con pretensiones de Anciano de la Matrix que venga a decirnos lo que Nosotros, amos y señores, ya sabemos. Los arquitectos son para equipos de retardado y cuasi idiotas.

Y…. este, mis queridos lectores, es el modo de pensar de muchos equipos de desarrollo en la actualidad.

Como dijo un querido amigo, llenos de concreciones y nada de abstracciones.

Pero, adentrándonos en el tema, primero necesitamos resolver algo, ¿cual es el rol del arquitecto de software en un equipo de desarrollo?

Muchos piensan que el arquitecto es el responsable de definir los componentes estructurales y comunicacionales de un proyecto de software. Y eso es verdad. Pero es baladí por ser una obviedad. En palabras del Dr Lecter “eso es Incidental”.


 Otros ven al arquitecto como la versión técnico funcional del Jefe de Proyectos. Algo así como el hombre del látigo, el negrero que en el buque de esclavos marcaba el ritmo a golpes de tambor. Un tirano cuyo trabajo es imponer sus designios y “mariquismos” detallistas a los genios y esclavizados desarrolladores.

Digamos que esto, en cierta medida, es también verdad, pero sólo en parte. Es parte de las tareas del arquitecto el dirigir algunos aspectos técnicos del proyecto, pero, nuevamente, ese no es el rol central del arquitecto.

Y están los que ven al arquitecto como un Dios del Olimpo, inalcanzable en su mundo de Patrones y estructuras, un ser supremo que, de vez en cuando, se digna a bajar a la tierra y brindar un poco de luz a los parias y demás humanos, quienes deberán obedecer y celebrar ese maravilloso día de epifanía.

No haré comentarios respecto a esto último por ser absolutamente Verdad!! jajajajajaja, bromeo.

Pero no, tampoco ese es el rol principal de dios, digo, perdón, del arquitecto.


Amigos, el arquitecto es el responsable de la CALIDAD.


Si el arquitecto toma decisiones pobres, la calidad del proyecto será pobre.

Si el arquitecto toma decisiones adecuadas, la calidad del proyecto será elevada.

Cómo delegue o implemente el arquitecto esa responsabilidad sobre la calidad puede variar, y de hecho lo hace, y mucho. Quizá use la integración continua, patrones de diseño, anti-patrones, pruebas funcionales, pruebas de integración, pruebas automáticas,, pruebas de calidad estática, esquemas de comunicación, esquemas de capas, políticas de seguridad, esquemas de gestión, virtualización, paralelización, criptografía, y un largo etcétera.

Pero, al fin y al cabo, la calidad de un proyecto de software es responsabilidad directa del arquitecto. Ese es su rol principal. 

Y entonces, ¿necesitamos arquitectos?
Claro que Yes.

Y por una simple razón.

Porque necesitamos a quien echarle la culpa. Sobre todo cuando las cosas van mal. Y es allí cuando contar con un arquitecto es una gran ventaja!!! jajajjaja.

Suena a chiste, pero es verdad. 

Un arquitecto debe hacerse responsable de sus decisiones. De la calidad del proyecto. De la calidad de código. De la calidad funcional y operativa. De toda la calidad. Y sea buena o mala El es el responsable de eso.

Si su arquitecto no toma buenas decisiones, CÁMBIELO.

Pero consiga otro mejor.


A arquitecto muerto, arquitecto puesto.

1 comentario:

  1. "El primer matrix que diseñé era casi perfecto, una obra de arte. Preciso. Sublime. Un éxito solo equiparable a su monumental… fallo."
    -Como mi primer gran sistema!!!! jajajajaja

    ResponderEliminar